17.3 C
Durango
domingo, junio 23, 2024
Ver Más

    La enfermedad silenciosa

    ´´Todos la tenemos hasta que no se demuestre lo contrario´´

    Actualmente la resistencia a la insulina (RI) ha tenido un incremento significativo por la mala alimentación, el sedentarismo y/o por los niveles altos de estrés que manejamos.

    Cuando hablamos de resistencia a la insulina muchas veces no sabemos lo que conlleva, es por eso la importancia de que sigas leyendo este artículo.

    La RI es una enfermedad en la que nuestro páncreas que es el órgano que produce la insulina esta sobre trabajando. Imaginemos una fábrica (páncreas), el trabajo de esta fábrica es liberar insulina, cuando comemos se convierte en glucosa en el cuerpo, automáticamente el páncreas capta esa glucosa y manda a sus trabajadores (la insulina) a depositar la glucosa que hay en la sangre en la célula, para que así la usemos como energía y no se quede en la sangre.

    La glucosa puede llegar a salir en valores normales por lo que acabamos de explicar anteriormente pero no quiere decir que esté todo bien, si nuestro páncreas llega a cansarse y ya no es suficiente la insulina para la glucosa que recibe entonces es cuando desencadenará la diabetes.

    ¿Cuáles son los síntomas?

    No hay síntomas tal cual en esta enfermedad, más bien hay indicadores como un estudio de laboratorio que sería Insulina Basal; la acantosis nigricans que son manchas oscuras como si fuera suciedad donde hay mucha fricción como el cuello, entre pierna, codos, axilas.

    ¿Quién puede tener está enfermedad?

    Todos podemos llegar a tenerla, hay más probabilidad si tienes sobrepeso, obesidad, antecedentes familiares de diabetes, síndrome de ovario poliquístico, apnea obstructiva del sueño, hígado graso y síndromes de lipodistrofia (causan una pérdida anormal de grasa).

    ¿Qué como si tengo RI?

    Es importante priorizar en todas tus comidas los carbohidratos complejos como verduras, frutas, pan integral, avena, arroz integral; proteína magra como el huevo, pollo, pescado, yogurt griego sin azúcar; y grasas saludables como el aguacate, nueces, semillas de calabaza, así como el orden en el que nos lo comemos. Primero inicia por las verduras, después proteína y después lo demás.

    ¿Es reversible?

    Si lo es, por ello toma estos pequeños consejos, acude con tu nutriólogo y seguro mejorarás tu calidad de vida.

     

     

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Articulos Relacionados